Viajar sin plástico a Sri Lanka ¿Es posible?

Es una de las grandes preguntas que nos hacen, y de la que estamos contentos de poder contestar con un sí rotundo. Porque sí, es posible viajar sin plástico a Sri Lanka. Ahora bien, nos hubiera podido gustar leer este post antes de ir, por eso te contamos aquí nuestros logros y nuestros fallos. 

Primer paso, y el más importante con diferencia, es la preparación. Por eso, nunca nos cansamos de repetir que la mejor forma de evitar residuos es mediante la previsión. Es decir, que lo más importante es que lleves un buen kit zero waste

Una vez empezamos a planear el destino, ajustamos nuestro kit a lo que creemos que vamos a encontrar. ¿Quieres saber qué llevamos a Sri Lanka?

Nuestro kit Zero Waste para Sri Lanka

Cómo íbamos a viajar en tuk tuk y no teníamos mucho espacio, decidimos llevar cosas ligeras:

Nuestros residuos

Bueno, aunque nos hubiera gustado producir 0 plástico, no fue completamente así. Es cierto que la cantidad de basura fue muy pequeña, pero encontramos plástico en sitios inimaginables.

Por ejemplo, ¡cuando te sirven un plato de comida viene recubierto en plástico! Y si les dices que no quieres, no lo ven bien. Así que nuestra opción después de un par de intentos fue que nos pusieran la comida en el tupper directamente. Además, si lo pides para llevar, aunque lo ponen en cartón, ¡por dentro también hay plástico! En fin, es una lotería.

Por otro lado, a veces te sirven zumos con pajita sin pedirlo. Sobre todo, cuando llegas al hotel o guest house, y no da tiempo a rechazar. Nosotros tuvimos que empezar a avisar nada más llegar para evitarlo.

Las bolsas de plástico las regalan para todo. Por tanto, hay que ser muy rápido y estar con mil ojos al ir a comprar. Nosotros llevamos las de tela y les hacía mucha gracia. Además, no ponen pegas a la hora de comprar comida o fruta con ellas.

El café viene en sobres de Nescafé, así quieres evitar residuos, hay que disminuir su consumo en la isla. Y, si no quieres comer con las manos, lleva tus propios cubiertos. Sobre todo, porque en algunos restaurantes también son de un solo uso.

Ah! Por último, intenta buscar souvenir sostenibles. Nosotros compramos un calendario hecho de papel de caca de elefante que es super bonito. 

 

Aquí os dejo las fotos de nuestros residuos plásticos, así como el cartón. Como veis el de papel consiste sobre todo en tíquets y tarjetas de visita que nos daban casi sin darnos ni cuenta.

Vídeo con nuestros consejos

Durante el viaje grabamos un vídeo con algunos consejos sobre cómo conseguir un viaje más sostenible. Podéis verlo aquí:

Conclusión

Nos hemos dado cuenta de que en verdad es más fácil que en Europa evitar el plástico. Es cierto que te cuelan muchas piezas de plástico sin enterarte, pero cuando te haces a la rutina es mucho más fácil evitarlo. Comprar comida sin plástico es infinitamente más fácil y el agua en general está clorada, aunque la filtramos por prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy