Recipientes de almacenaje en la cocina

Almacenar bien los alimentos es importante para evitar que se haga mala y tener que tirarla. Cuando empezamos a comprar a granel o sin envases, empezamos a buscar formas de almacenaje por largo tiempo sin plástico. Antes usábamos el embalaje que traía el alimento, generalmente plástico, pero eso debía cambiar. Esto es lo que usamos en casa. 

Nosotros, en nuestro mini apartamento, tenemos dos zonas de almacenaje: la despensa y la nevera / congelador. Y en los tres usamos métodos muy básicos de almacenaje.

Antes de nada, resaltar que nosotros planeamos qué vamos a comer esa semana y compramos solo la cantidad necesaria. La mejor forma de evitar tirar comida es planificar bien. 

1. Despensa

En nuestra despensa se juntan todas las compras que hacemos a granel con aquellos productos que hace tiempo compramos en vidrio (cuando no teníamos granel, ej.: especias).

En general, usamos botes de vidrio, que salvo 4 que fueron un regalo, cada uno es completamente diferente del otro. Hay más grandes y más pequeños, trasparentes y de color marrón. Pero no pasa nada porque el uso y el fin es el mismo: mantener nuestro alimentos.

Para las verduras, también usamos bolsas de tela, por ejemplo, patatas, cebollas, ajos…

2. Nevera

Bueno, aquí hay diferentes formas de almacenar, cada uno debe elegir la que mejor se adapte a sus alimentos, preferencias o economía.

  • Vidrio

Funciona genial, sobre todo en el caso de verduras, que se puede añadir un poco de agua y así se evita que se deshidraten. Por ejemplo en zanahorias.

Pero nosotros usamos el vidrio para casi todo, hasta para un tomate.

  • Tuppers de plástico

¿Te pensabas que ya no teníamos plástico en casa? Pues si, aún tenemos envases de plástico, que esperemos que nos duren mucho tiempo. Como son muy grandes, los usamos para la comida que preparamos para varios días.

  • Wraps de cera de abeja

Estos vienen genial para alimentos como la coliflor, la lechuga o el limón que necesitan estar lo más al vacío posible. Así nos aguantan mucho más.

3. Congelador

El nuestro es tamaño mini, pero nos da para guardar algunas cositas.

  • Envase del producto

Porque, sorpresa, ¡aún compramos cosas con envases! Eso sí, son de cartón que compostamos después.

  • Vidrio

Puede congelarse perfectamente siempre que no esté lleno a rebosar, porque entonces se rompe, pero es completamente seguro.

  • Bolsas de silicona

Estas las usábamos para congelar carne, pero ya no compramos. Ahora las usamos para congelar comida cuando hemos cocinado de más. También están genial para descongelar porque se pueden introducir en el microondas.

4. Otros

Cuando viajamos también llevamos un lunchbox, los wraps y nuestras bolsas de tela, ¿Te interesa saber más? Puedes verlo aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy