Qué ver en Tbilisi en un fin de semana

Tbilisi ha sido una de las capitales europeas que más hemos disfrutado recorriendo. Está limpia y tiene aceras anchas. Además es perfecta para disfrutar de su gastronomía y sus vinos.

Recorrido para ver Tbilisi en un fin de semana

Monumentos que visitar

Casi todos están cerca unos de otros, así que con un buen ánimo se pueden recorrer a pie tranquilamente, mientras se callejea por la ciudad.

Catedral de la Santísima Trinidad 

También se le conoce como Sameba y es la principal catedral de la Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana. Construida entre 1995 y 2004, es la tercera catedral ortodoxa más alta del mundo.

Por lo que nosotros escuchamos, no es muy apreciada por los georgianos ya que piensan que se invirtió demasiado dinero en su construcción como reclamo turístico. A nosotros nos pareció muy bonita, sobre todo las vistas que tiene de la fortaleza de Narikala, pero puedo entender el punto de vista de los georgianos.

Puente de la Paz

El Puente de la Paz es un puente peatonal en forma de arco sobre el río Kura. Es extravagante pero muy bonito, y de ahí se cruza hasta el teleférico para subir a la fortaleza. Además da una vista de la ciudad a las orillas del río que merece la pena pasar.

 

Los siguientes sitios están todos juntos, así que lo ideal es ir hasta la fortaleza, ver la Kartis Deda y luego bajar por el jardín botánico que lleva a los baños sulfurosos.

 

Se puede acceder en teleférico que forma parte de la red de transporte de Tbilisi, por lo que su precio oscila entre los 2-3€

 

Kartlis Deda 

La Kartlis Deda o la Madre de Kartli es un monumento que se ha convertido en un símbolo de la ciudad. La estatua fue erigida en la cima de la colina Sololaki en 1958, año en que Tiflis celebró su 1.500 aniversario. El prominente escultor georgiano Elguja Amashukeli diseñó la figura de aluminio de veinte metros de una mujer en el traje nacional de Georgia. Ella simboliza el carácter nacional de Georgia: en su mano izquierda sostiene un recipiente de vino y «saluda» a los que vienen como amigos, y en su mano derecha posee una espada para aquellos que vienen como enemigos.

 

Fortaleza de Narikala

La fortaleza se compone de dos secciones amuralladas en una colina situada entre unos baños sulfurosos y el Jardín Botánico. En el recinto inferior se halla la recientemente restaurada iglesia de San Nicolás.

La fortaleza fue fundada en el siglo IV con el nombre de Shuris-tsikhe. Muchas de las construcciones que se pueden ver actualmente son de los siglos XVI y XVII. En 1827, parte de la fortaleza fue destruida por un terremoto y parcialmente demolida. Además, hay sitios para descansar y comer, a nosotros nos gustó muchísimo (lo mejor es acceder mediante el teleférico).

 

Jardín botánico de Tbilisi

El Jardín Botánico Central de la Academia de Ciencias de Georgia es el mayor jardín botánico en el sur del Cáucaso y uno de los mayores de la antigua Unión Soviética con una extensión de 128 ha.  Se encuentra al pie de la fortaleza de Nariqala.

Nosotros lo recomendamos para estaciones muy calurosas, ya que al estar cubierto por una bóveda de árboles se está fresquito. La entrada cuesta 3€

Baños sulfurosos

Abanotubani es un distrito al pie de la fortaleza de Narikala, nosotros llegamos a través del jardín botánico, ya que la entrada de abajo comunica directamente con el barrio. Es súper bonito y tiene baños subterráneos, desde donde emergen cúpulas al nivel de calle y sus casas de madera.

A nosotros no nos dio tiempo a entrar, pero es muy recomendable si tienes unas horas libres.

Parque Rike

Se trata de una zona nueva y muy bonita de Tbilisi, al parque hay que acceder para llegar al teleférico. Sin embargo, no hay muchas zonas con sombra, por lo que puede resultar un poco agobiante si es verano.

Public Service Hall

También conocido como la casa de Justicia  es una organización georgiana donde la mayoría de los servicios públicos están disponibles.  Realmente solo es bonito para verlo desde fuera, desde el punto de vista de un turista, ya que su arquitectura es muy característica.

Dónde comer

La gastronomía georgiana es famosa, sobre todos sus quesos y vinos. Pero además lo combinan con un carácter abierto y feliz. Durante nuestra estancia en Tbilisi, estos fueron los sitios donde comimos.

puestos de la calle

Por todos lados hay panaderías donde por 1-2€ se pueden comprar khachapuris. Nosotros los compramos para llevar y comer en la fortaleza de Narikala. Sin embargo, no olvides llevar tu kit zero waste para poder evitar basura innecesaria y tu botella rellenable para estar hidratado.

Agmashenebeli Avenue

Al final de una las avenidas más famosas de Tbilisi, se encuentra una parte peatonal lleno de restaurantes. En general todos son parte de un mismo restaurante, puede resultar un poco agobiante porque todos te preguntan si quieres sentarte a comer, pero he de decir que se está muy tranquilo y el precio es asequible, aproximadamente 5-8€/persona.

Barbarestan

Este restaurante es uno de los más famosos de Tbilisi, y no es de extrañar. La verdad es que se come fenomenal, y el vino está buenísimo, pero sale bastante más caro que los anteriores. Nosotros pagamos unos 35€/persona.

Dónde dormir

Nosotros dormimos en un AirBNB súper céntrico en una casa típica. El barrio era muy tranquilo y estábamos al lado de la avenida de Agmashenebeli.

 

Cómo moverse

Nosotros nos recorrimos la ciudad a pie, pero los autobuses funcionan muy bien. Además, para ir hasta la fortaleza de Narikala te recomiendo coger el teleférico que cuesta lo mismo que un autobús (unos 2€).

 

PARTE 2 – DAVID GAREJA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy