Por qué visitar Western Ross y Loch Kishorn

Hoy nos adentramos en la región de Western Ross una de la más bellas de Escocia y tomamos dirección al sur, hacia los jardines de Inverewe, y el lago Kishorn

Resumen de ruta

Inverness  – Western Ross Gardens – Loch Kishorn

Conducir por las Highlands

  • Ten cuidado si hace mal tiempo, mejor ve despacio
  • En algunas zonas no hay cobertura, lleva un mapa o un GPS
  • Ten mucho cuidado porque a veces salen ovejas de la nada

Donde dormir en Loch Kishorn 

Tuvimos una suerte bestial y nuestro AirBnB estaba en medio del lago, en una casa de madera alucinante, fue una experiencia genial.

Consejos para viajar Zero Waste en Escocia

  • En las Highlands hay miradores super bonitos para hacer picnic. Si te llevas lo necesario podrás disfrutar del aire libre
  • También llevábamos nuestras servilletas de tela que nos vinieron genial para comer
  • Lo más importante es siempre rellenar la botella de agua

Por qué ir a Western Ross

Finalmente, Western Ross es una de las regiones más bellas de Escocia.  Su situación muy al norte de Escocia, y dando la cara al océano Atlántico, generado unos paisajes realmente inhóspitos, sin apenas árboles. Además, la ruta se realiza por onduladas montañas y la carretera alterna tramos en estado aceptable, con los típicos tramos de las rutas escocesas, muy estrechos, en los que solo hay espacio para un coche.

1. jardines de Inverewe

En dirección al sur, se trata de un jardín tropical que se extiende 20 hectáreas junto a la costa, el cual puedes visitar. En este jardín, fundado en 1862, su propietario Oscar Mackenzie fue plantando las más diversas especies vegetales. El aparcamiento cuesta 2 libras y hay un bar para comer justo al lado.

Estos jardines albergan unas 50.000 plantas de 4.000 especies diferentes, de orígenes tan variados como Australia, Japón, China, Sudamérica y el Himalaya. Además, el paseo por los Jardines de Inwerewe puede llevar entre una y dos horas. Mi mejor recomendación es simplemente perderse y disfrutar del jardín.

2. Loch Kishorn

Cuando hicimos ruta hacia Loch Kishorn era como una carretera a otro mundo. Íbamos atravesando montañas con cientos de ovejas y a penas veíamos otros coches. Los colores oscilaban entre verde y marrón. La soledad y la belleza del paisaje, daban una paz que sólo se puede encontrar en ese momento y lugar…. además, no hay conexión a Internet.

 

RUTA POR ESCOCIA – PARTE 5 – CASTILLO DE EILEAN DONAN 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy