Microplásticos, un futuro incierto

Los microplásticos, hasta hace relativamente poco, eran un tema desconocido. Fueron observados en el medio, en 1970s, pero su interés para ser objeto de investigación, no surgió hasta principios de los 2000. Esto hace que todos los que no somos expertos en la materia nos preguntemos ¿Son peligrosos para nosotros?

¿Qué son los microplásticos?

Se definen como microplásticos, aquellas piezas de plástico que miden menos de 5 mm de diámetro 1​. Estas partículas tienen fuentes muy diversas, existen los primarios (creados para un fin, como cosméticos) o secundarios (producto de la fragmentación de plásticos mayores).

Esto últimos, proceden de gran diversidad de plásticos, que a su vez, tienen composiciones completamente diferentes entre sí.  Es decir, que al haber una diversidad tan grande en cuestión de orígenes y composición, es bastante difícil encontrar un solo escenario. O mejor dicho, es muy difícil generalizar y hablar de microplásticos sin entrar en una composición específica.

De éstos últimos, además, se ha observado que provienen en su mayoría de basura plástica cercana al océano y expuesta al sol. Por ello, tienen más posibilidades de convertirse en microplásticos los que se encuentran en playas o ríos, donde se degradan por acción de sol en pequeñas partículas 2​.

Por lo tanto recoger la basura plástica de las playas o zonas con alta exposición al los rayos UV cercanos al mar, puede ser un mecanismo de prevención de eliminación de microplásticos.

Otro origen, es la ropa sintética que libera microfibras al ser lavada y, éstas pueden terminar formando parte de este conjunto de micro basura.

¿Qué sabemos de los microplásticos?

Realmente, hace tan poco que se han empezado a estudiar que permanecen en una zona gris con cierto escepticismo sobre su potencial tóxico/dañino. Pero, lo que si podemos saber es que están en todas partes 3​ incluso en la Antártida 4​.

Entonces, si están en todos lados, ¿nos los estamos comiendo? Sí, en un estudio no publicado se encontraron en las heces humanas5​. Sin embargo, esto solo demostraría que no hay riesgo de obstrucción tras su ingesta, ya que se eliminan por las heces sin problemas mayores.

Aún así, hay mucha controversia sobre su supuesta toxicidad o problemática en nuestra salud. Ya que, por otro lado, se ha descrito que en otras especies existe una entrada al organismo de microesferas de poliestireno a través en las células intestinales.  Es decir, que dependiendo de la naturaleza química de estas partículas, podrían existir diferentes vías de entrada en el organismo 6. Como ya he mencionado en otros posts, el plástico es un material muy complejo, compuesto por muchos aditivos. Por lo tanto, la supuesta toxicidad de los microplásticos producidos a partir éste dependerán de la composición original y será multifactorial2 :

  • Monómeros residuales presentes a la hora de su producción (Como el famoso BPA)
  • Toxicidad asociada a la degradación parcial del material (por ejemplo, quemar poliestireno puede liberar hidrocarburo aromáticos, que a su vez puede ser liberado por microplásticos creados por cremación)
  • Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) que son químicos tóxicos, que se clasifican en pesticidas, insecticidas organoclorados, herbicidas.

Entonces, ¿son peligrosos?

Por ahora no han demostrado que puedan ser un riesgo a corto plazo para la salud humana, pero tampoco se ha desmentido 8. No hay que sembrar el miedo sin base científica, por lo tanto, solo nos quedará esperar a un veredicto científico objetivo.

Sin embargo, la concentración de estas partículas va en aumento conforme aumenta la producción del plástico y éste va colonizando todas las zonas de la Tierra. Es por ello que, a pesar de que no hayan datos sobre su toxicidad, ésto no nos exime de la necesidad de disminuir la producción, distribución y  deshecho de este material.

Porque, es innegable es que el uso de recursos limitados para materiales con producción ilimitada no es viable a largo plazo. Los gases de efecto invernadero liberado durante la extracción, procesado, manufacturado y distribución del plástico, para usarse 10 minutos, es parte del problema.

Entonces, te dejo reflexionar:

¿Vamos a esperar hasta que se demuestren los riesgos reales para la salud a tener una excusa para disminuir su uso?

 

Trabajar en equipo siempre es divertido

Este post ha sido una colaboración con Laura Markley, doctoranda en la  Universidad de Syracuse en Civil and Environmental Engineering. Os invitamos a seguirla en  instagram y su blog Waste Free PhD.

Referencias

  1. Arthur, Courtney; Baker, Joel; Bamford, Holly (Enero de 2009). «Proceedings of the International Research Workshop on the Occurrence, Effects and Fate of Microplastic Marine Debris». NOAA Technical Memorandum.
  2. Andrady, A. L. (2011). Microplastics in the marine environment. Marine pollution bulletin62(8), 1596-1605.
  3. D.K.A. Barnes, F. Galgani, R.C. Thompson, M. BarlazAccumulation and fragmentation of plastic debris in global environments Philos. Trans. R. Soc. B, 364 (2009), pp. 1985-1998
  4. C. Zarfl, M. MatthiesAre marine plastic particles transport vectors for organic pollutants to the Arctic? Marine Pollution Bull., 60 (10) (2010), pp. 1810-1814
  5. Pappo, J., & Ermak, T. H. (1989). Uptake and translocation of fluorescent latex particles by rabbit Peyer’s patch follicle epithelium: a quantitative model for M cell uptake. Clinical and experimental immunology76(1), 144.
  6. Micro- and Nano-plastics and Human Health Tamara S. Galloway
  7. Polystyrene microplastics induce gut microbiota dysbiosis and hepatic lipid metabolism disorder in mice. Author links open overlay panel. Liang Lu, Zhiqin Wan, Ting Luo, Zhengwei Fu, Yuanxiang Jin. Science of The Total Environment Volumes 631–632, 1 August 2018, Pages 449-458

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy