Keukenhof – Campo de tulipanes

Keukenhof, es un extenso parque de más de 32 hectáreas conocido como el jardín de Europa, con más de 800 especies de tulipanes.

Algunos viajes se hacen por placer, otros sin motivo y otros por personas. Hay momentos, amigos y lugares que nos marcan para siempre, este es uno de ellos.

Para nosotros no fue solo un viaje, fue una recomendación hecha por unas personas muy especiales en una gran noche con mucha cerveza y buenos ratos en Munich. 

Qué necesitas saber para visitar Keukenhof

Keukenhof, es un extenso parque de más de 32 hectáreas conocido como el jardín de Europa, por lo tanto recomiendo al menos 4 horas para verlo bien. Su mayor atractivo reside en las más de 800 especies de tulipanes. La verdad es que es impresionante, hay tulipanes de todos los colores, tamaños y formas perfectamente organizados en dibujos y parques. Sin embargo solo está abierto 6 semanas al año.

Es verdad que hay bastantes turistas, pero al ser un parque tan grande, no se nota extremadamente masificado. Pudimos deambular y ver su exposición de orquídeas. Estaba surcado por pequeños canales con muchas aves. Pudimos jugar con la cámara y con los tonos, ya que el colorido espectáculo incitaba a ser continuamente fotografiado.

Entrada

  • Recomiendo comprarlo por internet aquí, y cuesta 16€, porque así no tendrás que hacer cola. HAY QUE IMPRIMRLA…

Parking

  • Se puede llegar allí con autobús desde Amsterdam o en coche. En este último caso, el parking cuesta 5€ y se paga al salir.

Tips Zero Waste

  1. Comida: recomiendo llevar lo necesario para un picnic, es muy fácil encontrar un sitio adecuado y tranquilo para comer
  2. Bebida: Hay fuentes para rellenar botella.

Alojamiento

Alquilamos una pequeña casita por AirBnB. Tenía una planta arriba, tapizada por moqueta beige y enteramente construida de madera. Crujía al pisar. Solo se encontraba una cama de matrimonio y una ventana que daba al otro jardín. Éste era espectacular. Tenía un árbol enorme junto a la rivera del canal, a su base, había un estrecho muelle de madera que se adentraba unos 3 metros al canal con un bote amarrado en él. Este jardín estaba directamente conectado con la planta baja de la casa. Para acceder a él se llegaba a través del comedor, que a su vez hacía las veces de segundo dormitorio.

 

KINDERLIJK – MOLINOS DE HOLANDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy