Aventura en el glaciar Vatnajökull

Desde Vík con sus maravillosas playas de arena negra y sus tres formaciones rocosas en el horizonte, denominados los tres troles, hasta el majestuoso glaciar Vatnajökull

Resumen Ruta

 Vík – Katla Volcan – glaciar Vatnajökull

Ruta recomendada

  • Sigue la ring road o la carretera 1, desde el golden circle hasta el glaciar, los monumentos están bien señalizados

Donde dormir en Vik

Nos pilló una tormenta, pero pudimos dormir arropados por el glaciar aquí . Info importante: tienen lavadoras y secadoras que admiten tarjeta visa.

Zero Waste Tips

  • Rellena tu botella en las zonas de información, no tengas miedo aunque huela un poco a azufre
  • Lo mejor es ser previsor y llevar tu kit zero waste 

Nuestra experiencia y qué visitar 

Vík í Mydrial

Vík tiene una playa de arena negra con tres formaciones rocosas en el horizonte, denominados los tres troles. Decidimos ir  ver la playa y a pasear entre el contraste de las grandes olas y la arena negra.

Kirkjubæjarklaustur

Paramos para observar de cerca las curiosas formaciones de musgo y lava que a partir de ese momento aparecían por el paisaje (El musgo está protegido, es importante respetar la naturaleza para que otros puedan hacerlo también).

Recuerdo una parada, donde se vislumbraba bajo el glaciar Mýrdalsjökull de fondo y aparecía un cartel indicando que bajo el gigante de hielo se encuentra el volcán activo .

Nos reímos nerviosamente al leer las instrucciones que daban en caso de erupción, resumidas en: CORRE y REZA. Bueno, venir a Islandia tenía sus riesgos y vale la pena correrlos. Aquí rellenamos nuestras botellas de agua de un riachuelo, el sabor a azufre era ya algo incorporado a nuestra dieta, pero el agua es potable en todo el país. Genial para evitar envases innecesarios. El día lo pasamos contemplando el glaciar desde todos sus ángulos hasta llegar al camping del centro de visitantes.

Vatnajökull

Finalmente, en este centro te exponían muy claramente lo que puede ocurrir si decides hacer un trekking por tu cuenta en el glaciar: puede que desaparezcas.

De cualquier forma, había mencionado que hacía un buen día ¿no? Pues resulta que en este nórdico país, el tiempo cambia tan rápido como las cifras de la cuenta de P así que nada más partir nos vimos en una nevisca tormentosa que nos obligó a dar media vuelta y buscar cobijo en el centro de visitantes.

 

Sin embargo, así es como acabamos durmiendo arropados por el glaciar, entre ambas lenguas. No creo que haga falta mencionar las temperaturas. Pues ya estábamos aparcados cocinando cuando P menciona que no le quedan calcetines. En fin, con escepticismo le decimos que no creemos que pueda ni encontrar una tienda ni una lavadora. Y una vez más, aprendemos que nunca se puede desestimar la posibilidad de encontrar una lavadora (¡y secadora!) que acepte visa a los pies del glaciar. Esa noche dormí mejor, ya que me trasladé al “piso de arriba” de la camper y vi que se podía dormir algo mejor.

RUTA POR ISLANDIA – PARTE 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy