5 Preguntas frecuentes sobre Zero Waste

Durante los últimos meses hemos estado recibiendo cientos de preguntas sobre unirse al movimiento Zero Waste, y espero que este post pueda resolver algunas dudas.

¿Es caro pasarse al Zero Waste?

Bueno, esta es la pregunta estrella dentro de las top. Mi respuesta es: no. No sale más caro vivir sin residuos, sin embargo, hablo desde mi situación donde yo casi no consumo de nada y además siempre busco casi todo de segunda mano.

Es verdad que al principio puede que se necesites un desembolso en algunos productos: copa menstrual, tarros, bolsas para hacer la compra… Pero también es verdad que muchos de esos productos no necesitan ser de marca, ni super bonitos. Puedes hacerlos tú mismo cosiendo una camiseta o pidiendo botes de vidrio a tus conocidos. Por otro lado, puedes usar cumpleaños u ocasiones donde te regalan cosas para pedir lo que quieres que te regalen.

Ahora bien, noto por las redes sociales que el Zero Waste se está volviendo un movimiento muy postureo con fotos de cosas súper nuevas, y todo en madera. Pero eso es lo contrario de lo que buscamos. No hace falta que todo sea nuevo, ni que tires el plástico que tienes en casa para correr a comprarte algo de bambú, simplemente elimina el hábito de usar y tirar y repara lo que ya tienes en casa. Y así es como conseguirás ahorrar uniéndote a este movimiento. De otra manera, tendrás que comprártelo todo nuevo y terminarás gastándote una fortuna.

¿Cómo puedo convencer a alguien para que se una?

Pues la verdad es que mi respuesta es: no se puede convencer a nadie para unirse si a ésta persona no le «late el corazoncito» por la causa. Este movimiento es algo muy grande, y cambia completamente el mundo de aquél empieza a entender lo que significa. Este tipo de sentimiento no se puede meter a la fuerza.

Por eso, te digo, cambia tu pero sin esperar a nadie. No esperes una palmada en el hombro ni que nadie te alabe por tu conducta, porque no va a pasar. Pero no importa, es cuando empezamos a apreciar nuestra nueva forma de vida positiva y cuándo nos sale tan natural, que la gente que nos rodea se siente a gusto y querrá imitarnos. Aun así te digo que si alguien no quiere, no pasa nada, no debe quitarnos las ganas de seguir. Además, dentro del Zero Waste no existe un dogma, cada uno hace lo que puede y cómo puede, hay que respetar y aceptar el ritmo de cada uno.

¿Qué hago si mi pareja / familia no lo entiende?

Al igual que antes, el cambio empieza por uno mismo, sin embargo vivir en una casa con gente que no entiende lo que hacemos o por qué lo hacemos es muy frustrante. Sobre todo si siguen consumiendo o trayendo plástico / residuos a casa y tú intentas reducirlo.

Aquí te digo que puedes ir introduciendo pequeños cambios pero siempre con paciencia y sin esperar grandes resultados al principio. Puedes poner documentales, películas, comprar productos, hacer regalos zero waste… hay muchas formas de introducir cambios de forma pasiva y sin estrés. La mejor forma es enseñar, pero sin obligar.

No encuentro un alimento o producto a granel, ¿Qué debo hacer?

Esto es un tema muy personal, nosotros hemos dejado de consumir chips, chocolatinas, hamburguesas… muchos productos ya no los compro o no uso. Por ejemplo, he decidido que no me maquillo o me pinto las uñas. Estos son temas súper personales y cada uno sabe qué está dispuesto a dejar y qué no. 

Cuando no encontramos algo zero waste, simplemente intento buscar su análogo más sostenible, marcas veganas / cruelty free… Solo te digo que muchísimas de las cosas que tenemos no las necesitamos.

¿Cuánto tiempo necesito?

Esto dependerá de muchos factores y no es tan fácil como uno cree. Puede que tardes un año o puede que tres, también puede que nunca llegues a hacerlo del todo pero cambies costumbres. 

Ahora bien, lo más importante es que no lo dejes, que no vuelvas a atrás y que poco a poco vayas implementando nuevas costumbres hacia una vida más sostenible. Porque aprender es un proceso lento y además necesita de tiempo y esfuerzo, pero no es imposible y no tiene que ver con la edad.

¿Se trata solo de reducir residuos?

Este movimiento me encanta porque abarca tantísimo que casi no hay excusa para no hacer nada. Otra vez la respuesta es no, no se trata solo de dejar de consumir. Se trata de ayudar, de cambiar, de ser más humanos.

Aquí te dejo una lista de cosas que puedes hacer para ayudar:

  1. Ayuda en una protectora / ONG
  2. Limpia el monte o la playa
  3. Deja de comer carne o disminuye el consumo
  4. Enseña y aprende. Sé crítico
  5. Usa la bici o ve andando
  6. Haz turismo responsable
  7. Se buena persona, sé amable.
  8. Simplemente haz algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la política de protección de datos y privacidad

*I have read and agree with terms and conditions and privacy policy